Servicios de corrección

La corrección es una fase fundamental de la traducción, y es un servicio que le ofrece la agencia de traducción Delovoy Yazyk que puede resultarle de gran utilidad. Este servicio le garantiza que sus documentos están libres de errores ortográficos, gramaticales y sintácticos antes de publicarlos online o de enviarlos a la imprenta. Nuestros correctores en plantilla y free lance comparan el material traducido con el texto original, y también revisan el texto conforme a las directivas de su empresa.
 

Puede encargar una corrección o una revisión lingüística como un servicio por separado para textos que ha escrito Usted mismo, o este servicio puede ir incluido en el servicio de la traducción. Las correcciones pueden realizarse directamente sobre el archivo o pueden indicarse utilizando una herramienta de revisión como la función de control de cambios de Microsoft Word, según lo que se haya acordado con el cliente.
 

Para textos que, por ejemplo, haya escrito Usted mismo en un idioma que no sea su lengua materna, le recomendamos un corrector de estilo. En la corrección de estilo se comprueban los mismos aspectos que en la corrección,  y además también se presta atención al estilo, al tono, y, si fuera necesario, a la estructura y a elementos como los encabezados. La corrección de estilo es especialmente necesaria para materiales de marketing, para los sitios web y para otros textos que se vayan a publicar.
 

Las tarifas de corrección son aproximadamente la mitad que las de traducción. No obstante, si le interesa únicamente contratar nuestros servicios de corrección, por ejemplo para la corrección de una tesis, nuestros gestores de proyectos le darán un presupuesto ajustado a su necesidad.

¿Tiene preguntas, comentarios o sugerencias? Contáctenos y estaremos encantados de responder.

Moscú, Institutskiy Pereulok, 2/1, oficina 515

Tel. + 7 (495) 650-76-35 | + 7 (495) 650-47-91

info@delovoyazyk.ru

Moscú, Institutskiy Pereulok 2/1, oficina 515   + 7 (495) 650-76-35   + 7 (495) 650-47-91    

©2020 Деловой язык.